jueves, 19 de junio de 2008

La carretera de Mogón

Hay pueblos que con buenas infraestructuras de comunicaciones no han logrado hacer despegar su economía, pero no conozco casos en que un pueblo sin esas infraestructuras haya tenido un desarrollo relevante.

Villacarrillo desde siempre juega en desventaja con unas vías de comunicación deficientes, sin una articulación territorial que favorezca la movilidad de las personas y el intercambio de bienes y servicios, y el desarrollo de la economía. Esa situación tiene los días contados.

Con buen criterio, muchas corporaciones municipales de todo signo han intentado superar esta situación, entendiéndolo como una cuestión estratégica de la que depende nuestro futuro inmediato. Desde que hace 9 años llegamos al Ayuntamiento ha sido una reivindicación de fondo prioritaria y vital. Ahora diversas circunstancias, en alguna de la cuales me gusta pensar que hemos tenido que ver, nos dejan por delante unos años prodigiosos que pondrán punto final a nuestro aislamiento.

A la autovía Linares-Albacete, ya comentada, que nos va a insertar en el eje económico Andalucía-Levante se unen dos proyectos de calado en la red secundaria, la comunicación con el Condado con un acondicionamiento de 18 millones de euros, y la más inmediata que se presenta este lunes en el Ayuntamiento: la carretera de Mogón. El diabólico acceso a nuestros anejos y a la Sierra de las Villas, es un problema crónico. No podemos ser puerta al Parque Natural con estas comunicaciones, cuando transitan 1.350 vehículos al día, con un 4% de tráfico pesado.

Ahora la Junta de Andalucía cumple con su responsabilidad y licita el proyecto del tramo de Villacarrillo a Mogón con 18 meses de ejecución. Una inversión de 11 millones de euros (1.800 millones de pesetas) para 8 kilómetros de acondicionamiento del trazado y modificaciones que eviten los problemas geotécnicos, con eliminación de curvas y obras de prevención de deslizamientos. Se analizarán posibles alternativas de una variante a Mogón, de unos 2 kilómetros.

El conjunto dejará en pocos años a Villacarrillo en situación de aprovechar sus potencialidades agrarias, turísticas y logísticas. El resto será trabajo de las gentes de Villacarrillo. Como dicen en el fútbol: ya sólo dependeremos de nosotros.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto es una buena noticia, mi enhorabuena a todos los que han trabajado y peleado para que esas carreteras se acondicionen como es debido (Mogón y el Condado). Las comunicaciones son indispensables para el desarrollo económico de cualquier sociedad, pero siguiendo con el símil futbolístico: el partido va a comenzar, llegaremos a la final o caeremos en cuartos como siempre.

Anónimo dijo...

Yo bajo con frecuencia a Mogón y la carretera es un obstáculo más que otra cosa, por eso me alegro mucho de que por fin se le meta mano a este problema. Lo que no dice el artículo es cuando empieza la obra y otra cosa que me interesa mucho y que he escuchado antes y es si se va a hacer la rotonda de entrada a la cooperativa del Pilar para quietar el peligro de tantísmo tractor en campaña de aceituna. Tambien me gustaría conocer la hora de esa presentación en el ayuntamiento para ir a verla

Anónimo dijo...

Espero que el arreglo sea algo más que echarle una capa de asfalto como la última vez y que sea algo parecido a lo que se hizo con la de Mogón a Agrupación. Yo siempre he visto esta carretera como un cordón umbilical que une Mogón con Villacarrillo y que mientras no esté en condiciones óptimas nos dejará los anejos estrangulados. Espero conocer más datos para conocer si la reforma es en profundidad o es un lavado de cara.

Anónimo dijo...

¿Que curvas son las que se van a quitar?

Halatriste dijo...

Hola soy Halatriste, soy de Villacarrillo, y este es mi blog

www.halatriste.blogspot.com

Un saludo, y perdona Sebastián esta publicidad por el morro :D

Francisco Cuadros dijo...

Estamos acostumbrados a que se anuncien a bombo y platillo proyectos en la zona, pero la verdad es que la comarca sigue con las mismas deficiencias de siempre. No creo que las infraestructuras que se anuncian vayan a ser realidad en un futuro inmediato. Se disparan contínuamente cohetes de colores que, una vez han explotado y causan su efecto mediático, se olvidan, hasta que, de nuevo, se lanza otro cohete para decirnos una vez más que se va a realizar el mismo proyecto que ya se anunció. Naturalmente, el espaciado en el tiempo se hace de forma que el ciudadano medio ya se haya olvidado del primer anuncio y tome este segundo estallido de colores como algo novedoso y definitivo. Si esperamos en el tiempo, el mismo proyecto volverá a ser publicitado sin pudor por los representantes vecinales en el Ayuntamiento una tercera, cuarta,..., vez, y así sucesivamente.
Yo he nacido en Mogón. Voy con relativa frecuencia a recuperar mi memoria, lo cual no me supone gran esfuerzo porque en lo tocante a derarrollo cultural, económico y social no observo mucha diferencia, relativa a otras regiones de España, entre ahora y hace varias décadas.¿Cuántos jóvenes de Mogón y de Villacarrillo acaban la educación secundaria (bachillerato que se decía en mis tiempos)?.¿Cuántos jóvenes acaban una carrera universitaria en el municipio?. ¿Cuántos emprendedores surgen después de acabar sus carreras?. ¿Cuántas innovaciones se han desarrollado en el sector olivarero- tan importante en nuestra comarca- desde Villacarrillo?.
Los viejos responden que ahora se vive mejor que hace 30-40 años. ¡Faltaría más!, pero si nos comparamos en el tiempo actual con otras regiones emprendedoras de España, y no digamos del extranjero, seguimos, desgraciadamente, muy lejos de ellas. Como sucedía antaño.